• Predicaci√≥n al D√≠a
  • M√ļsica Gratis
  • Articulos
iPod-headphones

Predicación al Día

En esta secci√≥n de nuestra p√°gina web la queremos dedicar 100% para la edificaci√≥n del Cuerpo de Cristopor medio de las predicaciones que se ense√Īan cada domingo aqui en Iglesia del Valle Central. Nuestra meta es llevar mensajes centrados en la Palabra de Dios de una manera clara y entendible, sin agregar √≥ quitarpara la honra de Dios.

Fecha Predicación de hoy: Album Parte
02/21/16 Las Marcas de un Discipulo de Cristo 2 Serie de Mateo Parte 86

Serie de Mateo
Pastor Enrique Sarria
Songs 86 Comments 0
0 out of 50 out of 50 out of 50 out of 50 out of 5 / 0 out of 50 out of 50 out of 50 out of 50 out of 5 Added on Domingo, 21 Febrero 2016 14:51
Released 0000
Format mp3
Type
Length 0
N° discs 0
Label
Genre(s)
Price 0.00 $
Catalog N°
Disciplinas Espirituales
Pastor Enrique Sarria
Songs 3 Comments 0
0 out of 50 out of 50 out of 50 out of 50 out of 5 / 0 out of 50 out of 50 out of 50 out of 50 out of 5 Added on Domingo, 24 Enero 2016 14:20
Released 0000
Format mp3
Type
Length 0
N° discs 0
Label
Genre(s)
Price 0.00 $
Catalog N°

 

Read More

El dilema del aborto: ¬Ņcu√°ndo debemos considerar a un bebe no nacido como una persona?

Michael Grisanti October 8, 2015


© courseimage

Desde un punto de vista b√≠blico, ¬Ņcu√°ndo debemos considerar a un bebe no nacido como una persona? Aunque los que est√°n a favor del aborto argumentan que el derecho a ser considerado como una persona no comienza hasta el momento del nacimiento, la Biblia no reconoce ninguna diferencia esencial entre un ni√Īo en el vientre de su madre y un ni√Īo que ha nacido. En otras palabras, la Escritura se refiere a todo individuo como persona a partir del momento de su concepci√≥n. Consecuentemente, nosotros deber√≠amos hacer lo mismo. La Escritura demuestra que un bebe es considerado como una persona desde el momento de su concepci√≥n Cinco ejemplos b√≠blicos que demuestran este punto:

1. Ca√≠n Seg√ļn G√©nesis 4:1, ‚ÄúConoci√≥ Ad√°n a su mujer Eva, la cual concibi√≥ y dio a luz a Ca√≠n, y dijo: Por voluntad de Jehov√° he adquirido var√≥n.‚ÄĚ Este pasaje ve la vida de Ca√≠n como una continuidad, comenzando su historia personal en el momento de su concepci√≥n, no s√≥lo en su nacimiento. Eva no hace ninguna distinci√≥n entre su concepci√≥n, su nacimiento y el resto de su vida. Ella se refiere a la concepci√≥n y a la vida como parte de la obra de Dios.

2. Job Job afirma: “Perezca el día en que yo nací, y la noche en que se dijo: Varón es concebido" (Job 3:3). Para Job, su vida se había convertido en una carga insoportable. Mientras que Job se lamenta su propia existencia, conecta su nacimiento y su concepción como elementos paralelos en una unidad poética. Tanto su concepción en el vientre de su madre como su nacimiento del vientre de su madre forman parte integral de su existencia como persona.

3. David El ejemplo de David es a√ļn m√°s expl√≠cito. En el Salmo 139, David habla acerca de c√≥mo Dios lo molde√≥ cuidadosamente a√ļn cuando todav√≠a estaba en el vientre de su madre:
‚ÄúPorque t√ļ formaste mis entra√Īas; t√ļ me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabar√©; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo m√°s profundo de la tierra. Mi embri√≥n vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas‚ÄĚ (vers√≠culos 13-16).
David se regocija por el cuidado vigilante de Jehov√° sobre √©l, tanto durante su vida como cuando estuvo en el vientre de su madre. El vers√≠culo 13 demuestra c√≥mo es que Dios ten√≠a cuidad sobre David a√ļn en el vientre de su madre, y los vers√≠culos 14 y 15 destacan que David fue el producto de la obra creadora de Dios en el vientre de su madre.
En otro salmo, en el Salmo 51:5, David reconoce que √©l era pecador desde el momento de su concepci√≥n: ‚ÄúHe aqu√≠, en maldad he sido formado, y en pecado me concibi√≥ mi madre.‚ÄĚ Al reflexionar sobre el pecado en su coraz√≥n, David reconoce que el pecado de su coraz√≥n no es algo reciente sino que se remonta hasta el momento de su concepci√≥n en el vientre de su madre. Debemos notar que no solamente tal estado moral puede atribuirse √ļnicamente a una persona, sino que tambi√©n el salmista vincula el momento de su nacimiento con el de su concepci√≥n.

4. Jerem√≠as Dios afirm√≥ lo siguiente acerca del profeta Jerem√≠as: ‚ÄúAntes que te formase en el vientre te conoc√≠, y antes que nacieses te santifiqu√©, te di por profeta a las naciones‚ÄĚ (Jerem√≠as 1:5). Dios ‚Äúconoci√≥‚ÄĚ a Jerem√≠as incluso antes de que fuera concebido, lo que indica que Jerem√≠as era una persona antes de que naciera. Por otra parte, Dios ‚Äúsantific√≥‚ÄĚ Jerem√≠as y ‚Äúlo dio‚ÄĚ por profeta cuando a√ļn estaba en el vientre de su madre.

5. Juan el Bautista Por √ļltimo, la Biblia narra que Juan el Bautista reaccion√≥ como una persona cuando a√ļn estaba en el vientre de Elisabet, su madre (en el sexto mes de embarazo). Seg√ļn Lucas 1:44, Elisabet le dijo a Mar√≠a: ‚ÄúPorque tan pronto como lleg√≥ la voz de tu salutaci√≥n a mis o√≠dos, la criatura salt√≥ de alegr√≠a en mi vientre.‚ÄĚ Cuando Mar√≠a entr√≥ en la habitaci√≥n para ver a su prima Elisabet, su prima exclam√≥ que su hijo no nacido salt√≥ de gozo en su vientre. Tales emociones s√≥lo pueden ser atribuidas a una persona.

Como demuestran estos ejemplos, la Escritura demuestra que un bebe es considerado como una persona desde el momento de su concepci√≥n. La Biblia tambi√©n ense√Īa que Dios mismo es el que forma el feto y organiza el proceso natural que produce el milagro de la vida (cp. Job 31:15; Salmos 119:73; Eclesiast√©s 11:5), lo que sugiere que Dios, en su providencia, gu√≠a durante todo el per√≠odo de gestaci√≥n de un feto.

Un estudio de los datos bíblicos demuestra la veracidad de las conclusiones de Dr. Ronald B. Allen:
La Biblia nunca habla de la vida de un feto como mera actividad qu√≠mica, crecimiento celular o fuerza vaga. M√°s bien, [la Biblia] describe con lenguaje pict√≥rico c√≥mo la actividad personal de Dios dise√Īa, forma, moldea y entrelaza el feto en el vientre de la madre (en lugares como el Salmo 139). Es decir, de la misma manera en que Dios form√≥ a Ad√°n del polvo de la tierra, as√≠ tambi√©n √©l est√° involucrado activamente en la formaci√≥n del feto en el vientre (In Celebrating Love of Life, 6).

Estas observaciones no sólo magnifican la maravilla de la vida en el vientre de la madre, sino que también subrayan el siguiente hecho ineludible: la posición pro-aborto va en contra de la Escritura.

****

Dr. Michael Grisanti es profesor del Antiguo Testamento y director de TMS Israel Study Trip en The Master‚Äôs Seminary. Adem√°s de ser profesor y haber escrito y contribuido a diversos libros, comentarios y diccionarios b√≠blicos y teol√≥gicos, Dr. Grisanti est√° involucrado en las misiones y el evangelismo alrededor del mundo. √Čl y su familia viven en California